Domingo, 16 de Setembro de 2007
Especie no es universal, género si ( Meditar la Metafísica de Aristóteles)

Nunca es demasiado como para meditar fragmentos de la Metafísica de Aristóteles, un filósofo de la antigua Grecia mucho más profundo en sus reflexiones que la abrumadora mayoría de los catedráticos universitarios en todo el mundo de hoy.


 Para Aristóteles, sustancia (ousia, en griego) es diferente al concepto de esencia (to ti on eînai…)..


 Meditemos algo de lo que Aristóteles escribió en la Metafísica respecto a sustancia  esencia, forma, especie y genero: 


CAPÍTULO XIII (LIBRO VII):


«Además, se llama sustancia aquello que no se dice de un sujeto, mientras que el universal se dice siempre de un sujeto. ¿Será acaso, que no puede (ser sustancia) como lo es la esencia, pero, sin embargo, está contenido en ella como, por ejemplo, «animal» está contenido en el hombre y en el caballo? (…)


«En general, si «hombre» y las cosas que se dicen de este modo son sustancia, sucederá que ninguno de los componentes de la definición (de las especies) será sustancia  de nada, y no podrá darse separado de ellas ni en otra; quiero decir, por ejemplo, que fuera de cada una de ellas no hay animal alguno ni ningún otro de los componentes de la definición.» (Aristóteles, Metafísica, Livro VII, 1038 b; el bold es de nuestra autoría; )


Comentario: si se dice «hombre es animal racional terrestre» ni animal, ni racional ni terrestre son sustancias, sino cualidades.


 Fijemos ahora la atención en el siguiente:  


CAPÍTULO XV (LIBRO VII) 


(QUE NO HAY DEFINICIÓN DE LAS REALIDADES INDIVIDUALES Y, POR TANTO, TAMPOCO LA HAY DE LAS IDEAS)


 «Puesto que hay dos tipos de sustancia, el compuesto y la forma (y afirmo que aquél es sustancia en cuanto que es forma tomada conjuntamente con la materia, mientras que esta (forma) es la forma en sentido pleno) .las que denominamos sustancias  del primer modo están, todas ellas, sometidas a corrupción (y a generación), mientras que la forma no es de índole tal que pueda corromperse (ya que tampoco hay generación de ella: en efecto, no se genera aquello en que consiste ser-casa, sino aquello en que consiste ser-esta-casa-particular); más bien, (las formas) existen o no existen sin generación y corrupción. Ya quedó demostrado, efectivamente, que nadie las genera o produce.»


«(1) Por esto tampoco hay demostración ni definición de las cosas sensibles individuales, porque tienen materia y la naturaleza de ésta comporta que puedan existir y no existir. Por eso, de ellas, todas las individuales son corruptibles.» (...)


CAPÍTULO XVI (LIBRO VII)


(NI LAS PARTES DE LAS REALIDADES SENSIBLES NI LOS UNIVERSALES SON SUSTANCIAS)


«En efecto la sustancia no se da en ninguna otra cosa que en sí misma, y en aquello que la tiene y de la cual es sustancia. Además, lo que es uno no puede estar a la vez en muchos sitios, mientras que lo común se da a la vez en muchos sitios.»


«Así pues, resulta evidente que ningún universal existe separado fuera de las cosas singulares. » (…) «Así pues, es claro que ninguna de las cosas que se dicen universalmente es sustancia, y que ninguna sustancia se compone de sustancias.» (Aristóteles, Metafísica, Livro VII; el bold es de nuestra autoría) 


Comentario: Nótese que no existe contradicción por el hecho de Aristóteles al inicio del capítulo XV sostener que las formas (esencias indestructibles) son sustancias (de segundo modo) y el hecho de,  al inicio y al final del capítulo XVI, el filósofo asegurar que ningún universal – es decir género– es sustancia.



Aún se reviste de importancia el siguiente pasaje:


                                        CAPÍTULO IV(LIBRO VIII):


(LAS CAUSAS EN LAS SUSTANCIAS Y ACONTECIMIENTOS SENSIBLES)


 «Aquellas cosas que son naturales, pero no son sustancias, tampoco tienen materia, sino que su sujeto es la sustancia. Por ejemplo, ¿cuál es la causa del eclipse, cuál es su materia? No la hay, más bien es la luna el sujeto afectado. ¿Y cuál es la causa en cuanto produce el movimiento y elimina la luz? La tierra. Aquello para lo cual, seguramente, no lo hay. Y, a su vez, la causa en cuanto forma es lo que expresa la definición de eclipse, si bien no quedará claro a no ser que la definición se acompañe de la causa. Por ejemplo, ¿Qué es un eclipse? “Privación de luz”. Pero si se añade “producida por la tierra al interponerse”, ésta será la definición acompañada de la causa.»


 (Aristóteles, Metafísica, Livro VIII, 1044b el bold es de nuestra autoría)


 Comentario: Por ende, eclipse y sueño no son sustancias, sino acontecimientos sensibles en los que están involucradas sustancias (la Luna, el hombre).


Hay que puntualizar las siguientes conclusiones, que nos parecen explicitas o implícitas en el texto de Aristóteles:


 1) Las cosas singulares no poseen esencia, por si mismas. Ni poseen definición. Su no esencia(accidente, materia) es sustancia, en primer grado. Solo poseen esencia en la medida que las formas comunes, pero no universales,  se plasman en ellas, es decir, en la medida que son un compuesto de materia y forma. Sócrates y el Sol no tienen esencia individual. Pero la esencia hombre está en Sócrates (se predica de Sócrates) y la esencia «planeta» está en el Sol (se predica de éste: «El Sol es un planeta»). Sócrates y Sol o este árbol verde son sustancias porque «no se dicen de un sujeto», no se predican de esto: son sujetos, hechos de materia o de la quintaesencia elemental.


2)      Las formas puras (esencias) tienen definición. Las esencias (formas) no son universales sino unidades comunes que contienen el universal, es decir, el género..


3)      Esencia no es un universal, es un vocablo/ concepto que se refiere a una colectividad, a un conjunto de seres o cualidades con características similares, mientras entidad o sustancia se refiere, en su primer lugar, a lo individual, idea o cosa.


 4)      La materia, rasgo distintivo de las cosas individuales, es fuente de generación y de corrupción, del devenir y de la contingencia.


 5)      El uno no puede darse a la vez en muchos sitios, pero el común puede hacerlo, según Aristóteles. Hay, por ende, una distinción entre el uno y el común. Que es lo común? No es el uno – los que creen en el uno universal ubicuo dicen que la multiplicidad alberga en cada una de sus partes la misma unidad general – sino lo similar múltiple, el conjunto de múltiples unidades esparcidas similares entre ellas. Igualdad no es identidad- mesmedad, sino yuxtaposición de cosas similares entre ellas.


 6)      Mientras Platón consideraba la individualización imposible de copiar situada en cada arquetipo, Idea o forma pura del mundo superior, inteligible, Aristóteles considera esa individualización - además de plasmada en Díos o en cada planeta o estrella- ubicada sobre todo en el punto opuesto del Macrocosmo: en las cosas individuales de abajo (este árbol, aquel árbol, este niño, aquella niña) que en su ousía, sustancia , son irreductibles a cualquier otra cosa. La fuente del nominalismo – no hay esencias generales, sólo lo particular e individual existe – reside ya, potencialmente, en Aristóteles.


 7)      Se dice que la cuestión de los universales, que atraviesa la filosofía europea en la Edad Media, está centrada en el género y la especie, los universales. Pero, al parecer, la lectura de la Metafísica nos indica que Aristóteles solo consideraba universal el género, pero no las especies.


 www.filosofar.blogs.sapo.pt


f.limpo.queiroz@sapo.pt


© (Direitos de autor para Francisco Limpo de Faria Queiroz)





publicado por Francisco Limpo Queiroz às 13:08
link do post | comentar | favorito
|

mais sobre mim
pesquisar
 
Agosto 2017
Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1
2
3
4
5

6
7
8
9
10
11
12

13
14
15
16
17

21
22
23
24
25
26

27
28
29
30
31


posts recentes

Herbert Marcuse: o caráct...

Breves reflexões de Agost...

Area 15º-20º de Cancer y ...

Posições de Júpiter em Ma...

Deleuze e Guattari: as tr...

Júpiter em 17º de Balança...

Astrología y accidentes a...

O idealismo é contra a au...

La guerra civil de España...

Breves reflexões de Julho...

arquivos

Agosto 2017

Julho 2017

Junho 2017

Maio 2017

Abril 2017

Março 2017

Fevereiro 2017

Janeiro 2017

Dezembro 2016

Novembro 2016

Outubro 2016

Setembro 2016

Agosto 2016

Julho 2016

Junho 2016

Maio 2016

Abril 2016

Março 2016

Fevereiro 2016

Janeiro 2016

Dezembro 2015

Novembro 2015

Outubro 2015

Setembro 2015

Agosto 2015

Julho 2015

Junho 2015

Maio 2015

Abril 2015

Março 2015

Fevereiro 2015

Janeiro 2015

Dezembro 2014

Novembro 2014

Outubro 2014

Setembro 2014

Agosto 2014

Julho 2014

Junho 2014

Maio 2014

Abril 2014

Março 2014

Fevereiro 2014

Janeiro 2014

Dezembro 2013

Novembro 2013

Outubro 2013

Setembro 2013

Agosto 2013

Julho 2013

Junho 2013

Maio 2013

Abril 2013

Março 2013

Fevereiro 2013

Janeiro 2013

Dezembro 2012

Novembro 2012

Outubro 2012

Setembro 2012

Agosto 2012

Julho 2012

Junho 2012

Maio 2012

Abril 2012

Março 2012

Fevereiro 2012

Janeiro 2012

Dezembro 2011

Novembro 2011

Outubro 2011

Setembro 2011

Agosto 2011

Julho 2011

Junho 2011

Maio 2011

Abril 2011

Março 2011

Fevereiro 2011

Janeiro 2011

Dezembro 2010

Novembro 2010

Outubro 2010

Setembro 2010

Agosto 2010

Julho 2010

Junho 2010

Maio 2010

Abril 2010

Março 2010

Fevereiro 2010

Janeiro 2010

Dezembro 2009

Novembro 2009

Outubro 2009

Setembro 2009

Agosto 2009

Julho 2009

Junho 2009

Maio 2009

Abril 2009

Março 2009

Fevereiro 2009

Janeiro 2009

Dezembro 2008

Novembro 2008

Outubro 2008

Setembro 2008

Julho 2008

Junho 2008

Maio 2008

Abril 2008

Março 2008

Fevereiro 2008

Janeiro 2008

Dezembro 2007

Novembro 2007

Outubro 2007

Setembro 2007

Agosto 2007

Julho 2007

Junho 2007

Maio 2007

Abril 2007

Março 2007

Fevereiro 2007

Janeiro 2007

Dezembro 2006

Novembro 2006

Setembro 2006

Agosto 2006

Julho 2006

Maio 2006

Abril 2006

Março 2006

Fevereiro 2006

tags

todas as tags

favoritos

Teste de filosofia do 11º...

Pequenas reflexões de Ab...

Suicídios de pilotos de a...

David Icke: a sexualidade...

links
Fazer olhinhos
blogs SAPO
subscrever feeds